facebook icointagram icotwitter icomensaje ico

Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

BAM

Autor:

La banca y el sector inmobiliario

El modo de gestión de la banca en Guatemala para el sector inmobiliario ha evolucionado durante los últimos 25 años. Diversos factores han brindado nuevas oportunidades para acceder a la compra de propiedades de manera más accesible, entre ellos una baja en los niveles de las tasas de interés, lo que ha representado un beneficio para aquellos que desean recibir un respaldo financiero a través de un crédito bancario.
Algunos expertos en temas económicos y financieros como Mario García Lara, muestran su desacuerdo ante esta baja.

A través de su nota monetaria en el sitio web del Banco de Guatemala, expresa que “las tasas de interés bajas conllevan muchas ventajas, entre ellas que los hogares tienen la oportunidad de adquirir bienes y servicios que normalmente presentan una erogación importante para una familia promedio.
Sin embargo, una disminución en las tasas de interés trae consigo distorsiones que restringen el flujo de créditos y obstaculizan el crecimiento económico.” Para otros expertos, se puede propiciar el crecimiento económico y un balance positivo entre la oferta y demanda de bienes en el sector inmobiliario. Uno de ellos es Mauricio González gerente de créditos inmobiliarios de BAM, que en sus 23 años de trayectoria dentro de la banca, asegura que “al producirse una baja en las tasas de interés, se aporta de manera significativa al sector inmobiliario y a la economía, mientras una mayor cantidad de guatemaltecos acceden a una vivienda.”

A su criterio, el mercado financiero en Guatemala se ha mantenido estable y competitivo, lo que da lugar a que los bancos se puedan adaptar a las condiciones del usuario y además se contribuya al desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios.
Mauricio González, también explica que ajeno a un crédito tradicional, a través del sistema FHA, es aún más fácil la adquisición de una vivienda. Este ofrece condiciones amigables para el usuario, entre ellas un enganche mínimo, tasa de interés preferencial y hasta 25 años para realizar el pago de la deuda.

“Es interesante porque para la familia no será un gasto sino más bien una inversión que se divide en pagos mensuales.

Además, este sistema otorga créditos de hasta 3 millones de quetzales, aunque claro, siempre depende de la capacidad de pago del cliente, el crédito que se va a otorgar.”
Sin duda, el volumen disponible por parte de la banca para la concesión de un crédito se mantiene constante, hasta el momento no se ha observado una inestabilidad en la liquidez de las entidades para brindar las opciones a los usuarios, y cada vez más guatemaltecos pasan por el proceso de bancarización para poder acceder al crédito.
Evidentemente son amplias las propuestas y posturas que se ofrecen a nivel financiero y económico, lo cierto es que todas buscan el mismo objetivo: El crecimiento económico, los mercados financieros eficientes y la estabilidad para el mercado y el país. De hecho, “contribuir para que surjan cada vez más proyectos comerciales y de vivienda es algo sumamente positivo.