facebook icointagram icotwitter icomensaje ico

Image Not Found

UNA VISIÓN HACIA EL FUTURO DE LA VIVIENDA VERTICAL

Autor:

La experiencia en desarrollo inmobiliario, gestión de proyectos y conocimiento de proyectos de CALIDAD INMOBILIARIA, junto con la experiencia en análisis de mercado inmobiliario, evaluación y estructuración de proyectos de ORANGE INVESTMENTS, se consolidan y surge una alianza estratégica para servir a diversos grupos y crear una estrategia para desarrollar activos con potencial. Oliver Leonowens, Director Comercial y nuevos negocios de Calidad Inmobiliaria y Juan Pablo Ascencio, Business Development de Orange Investments, amplían más detalles acerca de la perspectiva de crecimiento de la vivienda vertical en Guatemala para los próximos años. 

No cabe duda que el desarrollo inmobiliario ha estado en continua evolución, pero existe un antes y un después de la pandemia, ya que impactó en la capacidad de ampliar la oferta de inventario de nuevas propiedades, y las medidas económicas y de salud paralizaron la demanda y nueva oferta. “Sin embargo, es importante mencionar que en momentos como estos también algunas personas e inversionistas ven la oportunidad de adquirir activos inmobiliarios, como apartamentos o vivienda en general. Además, en los últimos años se ha presentado un crecimiento importante en proyectos de uso mixto, debido a la necesidad que tienen las personas de vivir en mejores zonas de la ciudad, y con cercanía a sus trabajos, zonas comerciales, de esparcimiento, entre otras. La creciente competencia, así como la demanda de mercado, hacen que la estructuración de estos proyectos tenga que ser cada vez más sofisticada”, aseguran ambos profesionales. 

Cabe también mencionar que, a criterio de Leonowens, el mercado de rentas de apartamentos se vio afectado al inicio de la pandemia,  “pero ahora se está volviendo a activar de una manera acelerada, aún hay oportunidad de satisfacer necesidades del mercado. Tal vez el reto principal en este rubro, como lo han mencionado algunos expertos se encuentra en el precio, ajustarlo a la demanda del mercado y la oferta existente.” Por otro lado, Ascencio asegura que uno de los principales retos a los que se enfrenta el mundo inmobiliario en la actualidad es que las personas adquieran un departamento versus una vivienda horizontal, con espacios más pequeños, en algunos casos con precios por m2 similares, y la percepción de espacios de tierra no tangibles.

¿Qué es lo que busca el cliente en la actualidad? 

Un estilo de vida donde todo lo que necesita esté cerca e integrado para satisfacer sus necesidades de la mejor manera. Así lo afirma Leonowens, quien además menciona que, por el uso mixto de vivienda y comercio, se vuelve una muy buena alternativa y para el desarrollador la oportunidad de diversificar el riesgo. 

La eficiencia, seguridad, vivir en comunidad y servicios son mencionados también por Ascencio, pues asegura que a través de todos estos factores se premia más la conectividad y cercanía a zonas de influencia. 

Ambos coinciden en que las amenidades en vivienda no pueden faltar,  desde áreas verdes, gimnasio, juegos infantiles y piscina, hasta espacios coworking, salones de eventos, entre otros. “También la ubicación y el estar cerca de servicios de comercio y médicos son ahora de los aspectos que el cliente actual toma en cuenta.”

“Para los próximos años, proyectamos un crecimiento en proyectos verticales y particularmente de uso mixto, con una tendencia hacia metrajes más pequeños. La necesidad de una identidad y concepto del proyecto como diferenciador, además de reconversiones de activos en zonas de crecimiento.”